domingo, 20 de septiembre de 2009

Oh (Sorpresa)

Como decía el otro:

- Únicamente me enorgullezco de una cosa. Sólo lloré cuando valía la pena.

2 comentarios:

Luís dijo...

A mí me resulta muy difícil saber cuándo merece la pena llorar. El llanto es algo que nada tiene que ver con le mente y sus ideas, con los momentos elegidos, sino más bien con un sentimiento puro.
Lloro cuando por alguna razón (desconocida?)lo necesito.
Un abrazo.

Mannelig dijo...

Yo no me enorgullezco, porque no valía la pena.