miércoles, 19 de agosto de 2009

Charlot y la voz

La muestra reune unos cien documentos (fotografías de estudio y fragmentos de películas)de Charlot. Sin duda una tentativa ciertamente irresistible. La exposición se celebra en la Iglesia de la Universidad, lo cual es excepcional, porque se puede admirar el contraste de los tiempos pasados en comunión con elementos tan modernos como la filmografía o la fotografía.

Una vez situados(sepan, todos ustedes, que transcurre todo en Santiago de Compostela, ciudad terriblemente bella)les contaré lo allí acaecido.

Nuestro amigo, compañero y personaje de alguna que otra historia aquí contada, Pip, asistió a la exposición. Disfrutó, le gustó mucho, le pareció realmente amena, hasta el momento fatídico.

Pip estaba viendo un fragmento de "Tiempos Modernos" cuando se percata de que el televisor de pantalla plana tiene botón para subir el volumen. Pip, con toda la ingenuidad del mundo se dice -Si no escucho nada- y en un acto de inteligencia, haciendo gala su apabullante agilidad mental le sube el volumen, con la sorpresa añadida de que seguía sin escucharse nada. Todo sucedió muy deprisa, y para cuando quería darse cuenta, Pip ya estaba siendo víctima de la mirada indiscriminada de un "segurata" (uno de esos seres pasotas, a los que revisten de una autoridad ficticia y vana pero que acojonan lo mismo que un policía nacional) que dice:

- Psssssh. No se toca.

A lo que Pip responde con una sonrisa bobalicona.

Pip piensa y piensa y dice y dice que :

- La películas mudas, por mucho que le subas la voz siempre suenan igual...

5 comentarios:

Menda. dijo...

Hombre, entre un segurata y un nacional, pues.........A mi lo que me acojona es la guardia civil, vamos a ser sinceros.

Anónimo dijo...

Siempre haciendo gala de una gran agilidad y agudeza mental... sera que la sangre no fluye correctamente hacia el cerebro... cómo no!

P.

Menda. dijo...

?

Javier Travieso dijo...

Ah, la exposición de Charlot. No la he visitado: ya he visto sus películas más destacadas, varios documentales sobre su vida...

Además, detesto los museos y las exposiciones: me agobian.

Carla Capeáns dijo...

Graciñas por pasarte.
Charlot...cine mudo. Que grande era!

Biquiños
PD: Para a próxima máis ollo cos seguratas xD